Te has preguntado alguna vez, ¿qué deben tener los hoteles para niños?. En este artículo vamos a enumerarte aquellos puntos que consideramos importantes a la hora de buscar un alojamiento vacacional si vas en compañía de tus hijos.

Los niños suelen tener energías desbordantes, por lo tanto, es importante asegurarse de que el lugar cuente con toda clase de entretenimientos para que disfruten al máximo y terminen cada día con esa sensación de felicidad que a todos los padres nos encanta ver en nuestros hijos.

10 cosas que debería tener un hotel para niños

Muchas cadenas de hoteles familiares se han encargado de dotar estos alojamientos con toda clase de entretenimientos, incluso hay hoteles que se caracterizan por adoptar una temática infantil única, como palacios, circos, safaris, castillos, etc. Esto hace volar la imaginación de los más pequeños y consigue que su estancia sea divertida, desde el primer momento.

Entonces, ¿qué es lo que no debería faltar en un alojamiento familiar?. A continuación, te mostramos las actividades, servicios e instalaciones con las que debería contar el hotel de nuestras próximas vacaciones con niños.

  • Piscinas con toboganes y splash

Principalmente durante las vacaciones de verano, es importante llevar a los niños a un lugar donde puedan disfrutar del sol y del agua.

Los hoteles pensados para la familia, generalmente están dotados de grandes piscinas sectorizadas para mayores y pequeños. Estas piscinas, suelen incluir toboganes de diferentes estilos para todas las edades, algunos incluso cuentan con una zona de splash para los peques de la casa, así como un pequeño parque temático dentro del agua que les ofrece mayor recreación y disfrute.

Inclusive, durante los días fríos, algunas piscinas son techadas y climatizadas para mantener a los chicos a gusto mientras se divierten.

Por suerte, encontrar un hotel para niños que contenga todos estos elementos de diversión, no va a ser un problema.

  • Sala de juegos y videojuegos

Una de las instalaciones de los hoteles familiares que siempre está abarrotada de niños durante todo el día, es sin duda, la sala de juegos y videojuegos.

Una sala de entretenimiento es esencial que exista en el hotel donde decidirás pasar las vacaciones con los niños.

Los más grandecitos optan por pasar horas jugando y haciendo competencia con los videojuegos de mayor dificultad que están de moda, mientras que los niños de menor edad, pueden encontrar muy divertida otras actividades más típicas:

  • juegos de memoria
  • bailes
  • ping-pong
  • arco y flecha
  • pintura facial
  • proyección de película infantil
  • Talleres y manualidades

La creatividad de los niños siempre está a flor de piel, por lo que ir de vacaciones con ellos es una buena oportunidad para expandir su imaginación y sus dotes artísticos.

Asegúrate de encontrar un hotel para niños que incluya distintos talleres dentro de sus actividades:

  • artesanía
  • pintura y dibujo
  • pintacaras
  • música
  • juegos con globos o globofexia
  • manualidades
  • cocina

Estas actividades infantiles, además de fomentar sus habilidades, gusta mucho a los más pequeños de la casa, y consigue que se le pasen las horas volando.

  • Instalaciones deportivas

Escoger un alojamiento familiar que cuente con instalaciones deportivas, es siempre una excelente idea para que tus hijos, además de divertirse, se relacionen con más niños y hagan amiguitos.

La mayoría de los hoteles, principalmente aquellos que pertenecen a un complejo turístico, pueden ofrecer grandes instalaciones deportivas, como pistas de tenis, canchas de fútbol o campo de golf, entre otras.

  • Mini disco o salón de baile

La mayoría de alojamientos para niños, ofrecen diversión diferenciada para niños de distintas edades.

Hay una atracción que se ha vuelto muy popular en casi todos los hoteles familiares para ir de vacaciones con hijos, se trata de la mini disco o sala de baile para adolescentes.

Estos espacios casi siempre admiten niños desde los 9 años hasta los 16. Por lo general, las actividades dentro del lugar ofrecen mini disco, fiestas temáticas, danzas de moda, concursos de baile, etcétera.

  • Animadores infantiles

La animación turística infantil es un elemento de distracción que no puede faltar en tu próximo hotel de vacaciones con niños.

Los animadores facilitan la tarea de los padres para mantener entretenidos y ocupados a los pequeños, con bailes, concursos, obras teatrales, títeres, payasos, magos, etc.

Estas personas son profesionales y saben cómo captar y retener la atención de los más chicos, mientras permiten que los adultos puedan disfrutar de un rato de relax a solas.

Contar con un buen equipo de animadores infantiles, es fundamental para que las vacaciones de tus hijos sean fantásticas e inolvidables.

  • Actividades acuáticas

Escoger un hotel para niños en las inmediaciones de la playa o de una laguna, ofrece la oportunidad de que los pequeños se recreen en una gran variedad de actividades acuáticas para pequeños y grandes.

Estas actividades incluyen entretenimientos como kayak, motos de agua, Paddle boarding, surf, natación, snorkel, windsurf, kitesurf, esquí acuático, etc.

  • Contacto con animales y la naturaleza

Es posible ir de vacaciones a zonas campestres y encontrar un hotel para niños que cuente con una caballería para dar paseos a caballo, con corrales de animales para el contacto; con lagunas cercanas para hacer actividades acuáticas o incluso, que cuente con la instalación de una casa en el árbol.

Los adolescentes de la casa, encuentran en este tipo de espacios, un gran entretenimiento y pueden sentirse libres. Es una oportunidad que además les anima a tener más respeto y amor por la naturaleza.

  • Alquiler de bicicletas

Otra de las actividades que los niños aman hacer, son paseos en bicicletas, más aún si se trata de recorrer lugares desconocidos y divertidos.

Asegúrate de que el hotel para niños que escogiste de destino, ofrezca el servicio de alquiler de bicicletas, principalmente si es un lugar rural, metido en la naturaleza y que ofrezca bellos paisajes.

Esta actividad es perfecta para compartir en familia y llevarse un bonito recuerdo del lugar.

  • Buffet tipo showcooking con especialidades para niños

Aunque la mayor parte de todas las vacaciones en familia con niños está enfocada en la diversión, a la hora de comer, también es importante fijarse que incorpore dentro de sus restaurantes, un área de buffet si es posible con showcooking, donde se preparan platos especialmente diseñados para niños con estructuras infantiles, enfocados en llamar la atención, principalmente de los más pequeños. Esta idea garantiza una alimentación saludable, completa y además, divertida.

Ya sabes cuáles son los aspectos más importantes de un hotel para niños, ahora te toca elegir a ti

Hemos nombrado 10 aspectos importantes que debes considerar al momento de reservar un hotel para niños.

Nuestra recomendación, es que si bien no podrás encontrar un hotel que incorpore todos los tipos de entretenimiento en un mismo lugar, al menos el establecimiento deberá estar en condiciones de prestar unos cuantos servicios de los que aquí te hemos enumerado.

La idea finalmente, es garantizar a los más pequeños, una estadía amena, divertida y sobre todo, inolvidable.

[Total:1    Promedio:5/5]